General

Gracias a la bondad de su clima (una media anual de 18ºC) y a su conformación paisajística, Santa Pola ofrece unas condiciones excepcionales para la práctica de deportes náuticos, tradicionales y aéreos.

En sus aguas es habitual la práctica del windsurf, vela, natación, pesca, motos acuáticas y submarinismo. La zona del Faro hace las delicias de los aficionados a los deportes de aire: parapente, ala delta, paramotor.

Las instalaciones municipales ofrecen la posibilidad de practicar deportes tradicionales como el tenis, atletismo, fútbol, volley-ball.

Desde 1990, en enero hay una cita ineludible: la Media Maratón Villa de Santa Pola.